Masacre de Día de San Valentín ¿El CJNG en Chihuahua?

Una balacera a media carretera. Cinco muertos. Tres decapitados. Supuestamente arribó un nuevo cártel al estado de Chihuahua, pero su irrupción mediática plantea interrogantes urgentes sobre filtraciones, intereses y otros claroscuros.

Los Hechos

El Heraldo informó este domingo 14 de febrero, a base de fuentes confidenciales, sobre la incursión del Cartel Jalisco Nueva Generación al estado de Chihuahua, en alianza con La Línea, brazo armado del antiguo Cártel de Juárez:

En días pasados, en mensajes de carácter confidencial, las áreas de inteligencia criminal de la Fiscalía General informaron de una reunión que los miembros del CJNG sostuvieron con varios integrantes de La Línea, mismos que acordaron disputar la “plaza” de Chihuahua y terminar con el grupo conocido como Cártel de Sinaloa, lo que se ha visto reflejado en homicidios y enfrentamientos armados.

La información estuvo en portada y en columna.

El periódico publicó esta información en una nota periodística firmada por la redacción, así como en su columna política de amplia difusión bajo el titulo, “Llega nuevo cártel a Chihuahua”. En ambos casos, el periódico insiste en la confidencialidad de las fuentes. En columna le dedicaron los dos primeros párrafos:

CUATRO LETRAS.- A pesar de que las autoridades estatales no han querido confirmarlo, fuentes de inteligencia de diferentes agencias aseguran que en Chihuahua ya operan células del Cártel Jalisco Nueva Generación, y que a decir de los propios informes del área de inteligencia, han hecho una especie de alianza con el grupo criminal La Línea, para hacerle frente al Cártel de Sinaloa, e inclusive, un par de cabecillas de ambos cárteles se reunieron en Ciudad Juárez en días recientes.

CUATRO LETRAS I.- La Evaluación Nacional de Amenazas de Drogas 2019, que integró la DEA, hace referencia a que este grupo criminal ya había llegado a 27 estados del país y que “la rápida expansión de sus actividades de narcotráfico se caracteriza por su disposición a participar en confrontaciones violentas con el gobierno mexicano, fuerzas de seguridad y cárteles rivales”.

El mismo domingo, Día de San Valentín, alrededor de las 14:45 horas, medios regionales reportaron un enfrentamiento entre grupos armados en la carretera del municipio Coronado a Villa López, a la altura del Ejido Iturralde, al sureste de la ciudad de Parral. El enfrentamiento dejó cinco muertos, tres de ellos fueron decapitados en el lugar. Todos eran del grupo delictivo Gente Nueva.

Escena del crimen. Fotos y videos en Codigo 13.

Citando un informe extraoficial de fuerzas estatales, El Diario reportó que todas las víctimas mortales obedecían al “líder criminal Antonio Leonel C. M., alias ‘El 300’, y que opera en la zona sur de estado”. Gente Nueva está ligada a facciones de lo que coloquialmente se conoce como el “Cártel de Sinaloa”.

Las Observaciones

“CJNG” en rojo oscuro. Mapa: UIF, Hacienda.

La primera inconsistencia de esta serie de circunstancias es la supuesta expansión del “CJNG” en Chihuahua. Aseguran que la organización criminal incursiona en el estado en alianza con el antiguo “Cártel de Juárez”, pero el récord periodístico destaca que la organización tiene presencia en la entidad desde por lo menos el 2017, con un repunte en 2020. La revista Proceso informó sobre la misma alianza CJNG-La Línea en 2017, citando reportes confidenciales de autoridades de Estados Unidos y México. Un mapa elaborado por la Unidad de Inteligencia Financiera en 2020 (arriba) muestra la presencia del CJNG en la mitad del territorio chihuahuense.

La nota de El Heraldo reconoce que“desde 2019 el Departamento de Drogas de Estados Unidos (DEA) ya había generado información de que habían arribado al estado de Chihuahua”, pero se abstiene de abundar en el historial del “CJNG” en la entidad, aunque este es el principal enfoque de su historia.

La presencia de este grupo delictivo en el estado no es nada nuevo.

Sin embargo, el denominado “CJNG” ha estado en la entidad desde años atrás y la presuntamente novedosa alianza Jalisco-Juárez fue identificada por autoridades desde el 2017, no 2019. Es extraño insistir en que este es un nuevo y alarmante emprendimiento, supuestamente tan insólito que las “corporaciones de seguridad se mantienen en alerta desde hace varios días ante la llegada de estos presuntos delincuentes”, según El Heraldo.

La información se publicó el mismo día que aconteció lo que reportaron como un enfrentamiento sobre una carretera secundaria entre los municipios de Coronado y López, ubicados una hora al sureste del céntrico municipio chihuahuense de Parral. La decapitación de tres de los cinco ejecutados en el mismo lugar sugiere la intención de generar alto impacto mediático y psicológico, por ello es que llama la atención la sincronía de apremiantes filtraciones con el [re]debut de este grupo delictivo. El tema de las filtraciones se expone más adelante.

Mucho se ha escrito sobre las estrategias comunicativas de grupos delictivos mexicanos, así como su uso de medios de comunicación y redes sociales. Es imprescendible aplicar este marco conceptual a los hechos del 14 de febrero, tomando en cuenta la difusión de estas imágenes y videos en WhatsApp, Facebook y otras redes sociales.

Como protocolo periodístico, es obligado cuestionar versiones oficiales de “balaceras” donde solo mueren “sicarios” de un solo bando. Sin hacer ninguna aseveración, ciertamente llama la atención que todos los occisos fueron fichados extraoficialmente por autoridades como gente de “El 300”, líder del bando opuesto a la referida alianza CJNG-La Línea. No fue sino a hasta un día despues, el lunes 15 de febrero, que identificaron por nombre a tres de las víctimas; uno de ellos era ex-militar.

Tramo carretero de Coronado — López en la altura del entronque Iturralde

En esta misma línea inquisitiva, en las fotos y videos del medio local Código 13, tomados antes de la llegada de autoridades, no se aprecian armas cerca de las víctimas. Según el reporte de la Fiscalía, no aseguraron armas, solamente cartuchos y casquillos:

  • 513 casquillos calibre .223
  • 124 casquillos calibre 7.62 x 39
  • 51 cartuchos calibre .223
  • Siete cartuchos calibre 7.62 x 39
  • Un cartucho calibre .50
  • Pechera color negro
  • Logotipo color negro con letras blancas con la leyenda “Gente Nueva”
  • Cuchillo con hoja color plateada con mango de madera

Además de tres vehículos:

  • General Motors, Chevrolet, Tahoe, modelo 2017, color gris, con reporte de robo el día 28 de diciembre de 2020.
  • Chevrolet, línea Aveo, modelo 2017, color plata, con reporte de robo el día 02 de febrero de 2019.
  • Toyota, línea Highlander, modelo 2016, color negro, con reporte de robo del día 23 de marzo de 2020.
La FGE aseguró dos escenas mas en los alrededores de la ubicación principal.

Las posiciones de los cuerpos también llaman la atención: dos encimados entre las piernas y dos boca-arriba con brazos extendidos a los lados. Las fotos se pueden consultar aquí.

Tanto las armas como los cuerpos pudieron haber sido manipulados por el grupo contrario — sabemos que tuvieron tiempo para decapitar a tres sus víctimas . Pero si fue así, ¿cuanto tiempo tuvieron y cuantos fueron? ¿Cuáles fueron las circunstancias de la masacre? No deja de ser imprescendible explicar el desequilibrio de fuerzas evidente en la escena del crimen.

El discurso oficial de la mal-llamada “guerra contra las drogas” esconde realidades políticas e intereses económicos que influyen en el desenlace de la lógica bélica. De igual modo, el discurso dominante divide los beligerantes entre “Estado” y “narcos”, y pinta a estos últimos como imponiéndose sobre el poder político. No obstante, un creciente número de investigadores y periodistas han enfrentado esta narrativa hegemónica con marcos teóricos distintos. Oswaldo Zavala, Guadalupe Correa Cabrera, Dawn Marie Paley, son referentes intelectuales personales, pero hay muchos más, como lo es el caso de El Parece, investigador del crimen organizado quien documentó evidencia del probable uso del “Grupo Élite del CJNG” como un frente paramilitar con nexos dentro de aparatos de seguridad y con una compleja operación mediática detrás.

Su investigación plantea interrogantes sobre las dimensiones políticas de las estrategias mediáticas de grupos delictivos, al igual que alerta sobre la participación de corporaciones de seguridad en actividades paramilitares bajo el disfraz del crimen organizado.

Por tratarse del “CJNG”, esta irrupción mediática del grupo delictivo en Chihuahua despierta las mismas inquietudes y demanda esclarecer el contexto detrás de la masacre que marcó el segundo “debut” de este grupo delictivo ante la sociedad chihuahuense en año electoral.

Índice de homicidios en el estado de Chihuahua. Grafica: elcri.men

Entre el 7 el 15 de febrero, en sus publicaciones sobre este alianza, El Heraldo apuntó a un “incremento considerable” en indicadores de inseguridad.

En la columna política del 8 de febrero, afirmaron:

Ahora que es notoria la violencia en todo el estado y que literalmente comenzaron a “rodar cabezas”, las corporaciones de seguridad se mantienen en código rojo y es que parece que el tema es una ola “atípica” generada por los grupos criminales en la entidad.

A lo que agregaron el próximo día como tema principal en su columna:

Además han comenzado a identificar a un tercer grupo criminal que incursiona en la entidad.

Dicen que a pesar de que han reservado la información, ya hay una alerta general en el estado sobre la presencia de este grupo, que es el protagonista de la inseguridad “atípica” que se huele a kilómetros de distancia.

Sin embargo, las cifras de homicidios no reflejan este tipo de lenguaje de alerta. Más bien, el conteo mensual del FICOSEC se mantiene estable y la tendencia general registra un leve descenso de los meses más violentos del 2020.

Por otro lado, el periódico mencionó la regionalización de estos indicadores en Uruachi, Basaseachi, Creel, San Juanito, Sisoguichi y Cuauhtémoc, implicando que la referida alza delincuencial no es un fenómeno estatal y generalizado. Las dinámicas criminales son entonces complejas y regionalizadas — y no corresponden a aseveraciones tajantes y alarmistas, como se da la libertad de afirmar el periódico.

En todas las referencias a la alianza CJNG-La Línea (febrero 7, 8 , 14 y 15) El Heraldo insiste en el anonimato de la fuentes y en la confidencialidad de la información filtrada. Es sumamente importante destacar que filtraciones de fuentes confidenciales pueden ser selectivas o falsas, para impulsar agendas e influenciar percepciones.

El gobernador se ha apoyado en El Heraldo, particularmente en el caso de Campos Galván.

Es necesario mencionar que El Heraldo se ha convertido en el portavoz preferido del ejecutivo estatal. En su pleito con El Diario, el Gobernador Corral se ha apoyado en el otro medio impreso de comparable circulación. Apenas el 15 de enero, la directora de El Heraldo de Chihuahua, Georgina Morett Cuevas, encabezó actos públicos junto con el gobernador y su esposa en el municipio de Guachochi. Columnas políticas locales de El Diario y La Opción (ambos peleados con Corral Jurado) hicieron hincapie en esta carcanía.

Las recientes filtraciones a El Heraldo han tenido un indudable tinte p-olítico.

Además, las filtraciones publicadas el pasado 21 de enero— también anónimas— de las copias notariadas de recibos de la nómina secreta del ex-gobernador César Duarte sirivieron para golpear políticamente a la precandidata Maru Campos Galván, tres días antes de las elecciones internas del PAN, donde la alcaldesa con licencia aventajaba al candidato del gobernador, el Senador Gustavo Madero. En días posteriores, la columna política de El Heraldo asumió la principal línea de ataque contra la contrincante política del Gobernador Corral.

La reciente cercanía de El Heraldo con el Gobernador Javier Corral debe tomarse en cuenta; esto no es para aludir a algún contubernio con el crimen organizado, sino para advertir sobre la confiabilidad de “fuentes anónimas” que pudieran disfrazar un discurso oficial o intereses particulares. ¿Qué intereses? Esa es la pregunta del millón; la principal incógnita donde el otro lado de la moneda es la Fiscalía General del Estado.

Este lunes 15 de febrero, un día después del enfrentamiento en la carretera, El Heraldo volvió a destacar la supuesta alianza en su la columna política donde han ventilado estas filtraciones. Esta vez, aseveró que estas “alianzas y guerras entre cárteles” no deja lugar a dudas que Chihuahua necesita “una mano de hierro en la Fiscalía”:

Hace casi una década que los cruentos ataques no se cometían en la entidad, al menos desde 2012, sin embargo han comenzado de nuevo los asesinatos con lujo de saña, que no deja lugar a dudas sobre las alianzas y guerras entre cárteles sin una mano de hierro en la Fiscalía que dé certeza a la ciudadanía de que todo está bajo control.

El Fiscal César Peniche rindió su informe de actividades 2016-2021 tres días antes de la masacre. Sus aspiraciones políticas quedaron truncas cuando el PAN no le cedió la candidatura a la alcaldía de Ciudad Juárez.

El Fiscal César Peniche fracasó en obtener la candidatura a alcalde de Juárez por el PAN.

Con el triunfo de Maru Campos como precandidata a gobernadora en las elecciones internas del PAN, la candidatura a la presidencia municipal de Juárez quedo sellada para el ex-morenista Javier González Mocken. El mismo 26 de enero salió el aspirante ex-morenista a celebrar la elección del PAN, aparentemente consolidando la alianza Maru-Mocken.

En el último año de gobierno, el Gobernador va por una Fiscalía “autónoma”

Frustradas las aspiraciones del fiscal, el día siguiente, 27 de enero, el Secretario General de Gobierno, Fernando Mesta Soulé, anunció que el Gobierno del Estado impulsará dotar de autonomía a la Fiscalía General del Estado. El próximo fiscal sería aprobado por el Congreso para ejercer el cargo por tres años y posteriormente por seis.

El líder de la fracción parlamentaria de Morena en la legislatura local, Miguel Ángel Colunga, consideró que apresurar la aprobación de una Fiscalía autónoma el último año de gobierno era un intento del Gobierno del Estado para protegerse de la próxima administración.

“Es un tema que se pudo ver desde que empezó la administración estatal y el hecho de que lo manejen al final del gobierno permite que se generen suspicacias respecto a qué intenciones tienen realmente”, citó El Diario al coordinador de Morena.

En el mismo tenor, la diputada panista Rocío González declaro que “esperará a conocer cuáles son las implicaciones del nombramiento de un funcionario por varios años al frente de una Fiscalía autónoma”.

El morenista fue más enfático, criticando la posibilidad de que sea el actual fiscal estatal, César Peniche, quien se perpetue en el cargo por tres años más, en una nueva etapa para la FGE. Indicó que para el puesto es necesaria “una persona que se pueda valorar como ajena a un interés”.

Las filtraciones, la indagatoria express contra Campos Galván, las aspiraciones del fiscal, el empujón de último minuto por una Fiscalía “autónoma”, el llamado a una “mano de hierro"… todos estos hechos instan a preguntar que intereses que se mueven al interior de la FGE.

CONCLUSIÓN

¿Por qué El Heraldo insiste en una alianza CJNG-La Linea como algo nuevo y a base de filtraciones confidenciales? ¿Quién filtró la información desde la Fiscalía a El Heraldo y con qué propósito? ¿Qué relación tienen estas filtraciones con la masacre en Coronado? ¿Hay una operación mediática de por medio? ¿Qué intereses se mueven en estos contornos?

Por el momento, faltan respuestas. Estas son líneas de investigación preliminares para aproximarnos a ellas. Lo expuesto aquí no son acusaciones, sino preguntas y observaciones necesarias. Las interrogantes que despierta esta atípica configuración de hechos son ineludibles. Y los chihuahuenses merecemos respuestas.

Investigative journalist and political consultant based in Northern Mexico and the US Southwest

Investigative journalist and political consultant based in Northern Mexico and the US Southwest